C3 - Circuito de Crédito Comercial

Uno de los métodos más modernos que el Grupo STRO está implementando actualmente, es el del Circuito de Crédito Comercial. El método C3 ha sido concebido y desarrollado como una herramienta de apoyo al desarrollo local a través de la activación de los mercados locales.
Su principal objetivo es el de dinamizar el desarrollo económico sostenible, con especial énfasis en el fortalecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas, en función de su importancia en lo que refiere a generación de empleo y distribución de riqueza.

Breve descripción


El método C3 es una asociación civil de consumo y comercio auto-sustentable, que utiliza un sistema de compensación propio de intercambio de bienes y servicios entre sus miembros. Las transacciones entre los integrantes de la Red son administradas y registradas por un software (Cyclos) desarrollado específicamente para la implementación de este método y al cual se accede desde Internet.

A través de la generación y concentración de transacciones en una Red semi-cerrada, el sistema es capaz de ofrecer a las empresas acceso a un crédito más barato y a nuevos clientes y mercados de ventas. C3 aspira de esta forma a reducir los costos de transacciones y el costo del capital, especialmente colocando a disposición de las MIPYMEs, créditos con costos significativamente bajos.

Lo esencial en este método es que el dinero que circula actualmente en las cadenas productivas como capital de giro, sea “liberado” de dicha circulación, pudiendo ser reinvertido en los emprendimientos de los miembros.

El efecto multiplicador que se obtiene mediante la circulación local de la Liquidez Interna sobre el valor del consumo, y la fidelidad del mismo hacia fuentes de suministro internas de bienes y servicios, estimulan la producción y el consumo local, haciendo visible el impacto que tiene el comercio interno como fuente de competitividad y sustentabilidad.

Los ingresos obtenidos por el cobro de tasas (ver texto completo), posibilitan al sistema C3 financiar inversiones de carácter social y medioambiental, en beneficio de la comunidad en el que él mismo es implementado.

¿Cómo funciona?

El consumidor o comercio utiliza en esta red de transacciones su Liquidez Interna para pagar bienes y servicios. Para obtener esta Liquidez Interna, el miembro debe hacer un depósito bancario en moneda nacional o presentar una garantía (vale, aval, etc), que será convertida en Liquidez Interna y acreditada en el sistema de compensaciones del circuito.
Con este dinero se forma un fondo que será utilizado para otorgar más créditos a los miembros del circuito. Todos los ingresos deben ser administrados por una contraparte financiera, como ser un banco. Esta entidad puede otorgar créditos a los miembros basándose en el dinero que el C3 tiene en su cuenta.
El C3 utiliza el instrumento de la Tasa de Liquidez para incentivar y estimular la circulación, promoviendo de esta forma, que la Liquidez Interna circule entre los miembros a través de transacciones y por tanto pierda valor al ser acumulada y no utilizada, buscando así, acelerar el comercio dentro del circuito y por tanto volverlo más competitivo en el mercado.

Al ser definida como una Red semi-cerrada el método posibilita convertir la Liquidez Interna nuevamente en dinero, pero en el afán de generar constantemente nuevas transacciones, aplica una tasa sobre la operación de conversión, incentivando al usuario a evitar salirse del sistema y gastar dentro del mismo.

Experiencias llevadas a cabo con C3:


Porto Alegre, Brasil: Compras (http://www.compras.org.br)
Paraná, Brasil: C3 Paraná (http://www.c3parana.com.br)
Uruguay: C3Uruguay (www.c3uruguay.com.uy)

Para acceder al texto completo haga click AQUI