Inicio Conceptos Sistema monetario complementario

Sistema Monetario Complementario

Las PyMEs obtienen mayor y mejor acceso al crédito e incrementan la captación de clientes gracias a una moneda complementaria.
Años atrás el presidente del Banco Central de Nueva Zelanda presionó a la política bancaria a forzar las tasas de inflación a la baja, para lo cual se vieron obligados a incrementar las tasas de interés. Desde luego, esto tuvo como consecuencia menos oportunidades de empleo y el encarecimiento del costo de vida.
La reacción de algunas comunidades fue crear una moneda social que facilitara el intercambio de bienes dentro de la comunidad. El Banco Central estuvo de acuerdo con esta iniciativa tomando en cuenta que el efecto adicional que podría causar la introducción de esta moneda social siempre sería mucho menor al de un dólar adicional circulando en el mercado y, por otra parte, el impacto social positivo generado por esta iniciativa, atendía más directamente a las poblaciones necesitadas.

Algo similar ocurrió en Brasil donde InSTROdi y el Banco Palmas introdujeron en un barrio pobre urbano la circulación de vouchers como medio de pago. Al ser investigado por el Banco Central, se concluyó que el efecto sobre la inflación era despreciable contra el impacto social positivo que generaba. Algunos años después InSTROdi fue invitado a dar una conferencia organizada por el Banco Central de Brasil acerca de la temática de la moneda social.

Los países con economías domésticas heterogéneas se ven beneficiados, mediante la introducción de diferentes tipos de monedas.

El proyecto C3U se enmarca dentro de estos lineamientos, ofreciendo alternativas de crédito en beneficio de las MIPYMEs.